Xochitl regresó a las comunidades pesqueras donde realizó su investigación entre agosto y noviembre de 2021

para presentar los resultados y realizar talleres con los pescadores y científicos locales en julio de 2022.

La investigación se llevó a cabo en el marco del proyecto CLimate adaptation to shifting stOCKS (CLOCK) en cooperación con Javier Tovar-Ávila del instituto nacional de pesca (INAPESCA de Bahía Banderas) y Eréndira Aceves Bueno de la Universidad de Washington. Xochitl dirigió dos talleres realizados en las comunidades pesqueras de San Blas y La Cruz de Huanacaxtle, Nayarit, en los que no sólo presentó los resultados obtenidos, sino que también dio espacio a las pesquerías artesanales para que aportaran su opinión y coprodujeran posibles prácticas y políticas que les ayuden a afrontar los retos derivados de los impactos del cambio climático.
Como resultado, los participantes en el proyecto están elaborando un informe y un breve vídeo con los resultados de la encuesta de 2021 y de los talleres, que se entregarán a las comunidades pesqueras mexicanas, a los investigadores y a las instituciones de gestión de la pesca, y que se espera que fomenten la cooperación entre los distintos actores del sector pesquero de la región. Los pescadores de pequeña escala se encuentran entre los más vulnerables al cambio climático, y es imperativo coproducir estrategias de adaptación sostenibles para garantizar sus medios de vida y su seguridad alimentaria en un futuro incierto impulsado por el cambio climático.