Los percebes acechados son el recurso económico intermareal más importante en las costas rocosas de Galicia. En consonancia con los objetivos del CLOCKAlba Aguión, miembro de la FOL, está interesada en encontrar durante su doctorado opciones de adaptación para la pesquería de percebes para compensar los impactos del cambio climático, como por ejemplo cambios en los ciclos de rotación de la cosecha que se realizan actualmente. Para conocer mejor las tasas de recuperación de la especie y, por tanto, la mejor estrategia de rotación, Alba inició en julio de 2017 un experimento para conocer los efectos de la recolección en la productividad de las masas de percebe. Este experimento se realiza bajo el paraguas del proyecto PERCEBES, donde el resto de socios siguen la misma metodología para comprobar el efecto de la extracción en sus zonas. El experimento consiste en jaulas cerradas de acero inoxidable que cubren la superficie rocosa con rodales de percebe que pretenden excluir la extracción por parte de los pescadores. Además del tratamiento de exclusión, se han seleccionado parcelas de control en las que no se han instalado jaulas y, por tanto, se produce la extracción. Desde julio de 2017 Alba visita mensualmente los lugares para obtener imágenes de las superficies experimentales para el análisis de la comunidad y explorar la dinámica de recuperación de la población. Un vídeo con más información del experimento puede verse aquí.

Aprovechando las mareas vivas de la semana pasada, Alba y su co-supervisor Gonzalo Macho han iniciado la instalación del nuevo conjunto de tratamientos previstos para el segundo año del experimento. Para ello, los investigadores han contado con la ayuda del profesor Andy Davies(Universidad de Wollongong, Australia), que actualmente realiza una estancia de investigación en la Universidad de Vigo. La instalación se ha completado en Baiona y Cangas, y se terminará en Coruña el próximo mes.