Las evaluaciones de la vulnerabilidad en la pesca permiten priorizar las medidas políticas frente al cambio climático en la pesca, y están recibiendo una atención creciente por parte de científicos y responsables políticos. La vulnerabilidad al cambio climático incluye la exposición y la sensibilidad de las especies de peces a los impactos del cambio climático, junto con la sensibilidad social y la capacidad de adaptación. Los estudios mundiales se centran en la vulnerabilidad de las grandes áreas marinas o de los países al cambio climático, identificando a los países menos desarrollados y a los pequeños estados insulares como los más vulnerables al clima. Agencias como la NOAA en Estados Unidos o la Comisión Europea están pensando y desarrollando evaluaciones regionales de la vulnerabilidad de la pesca.

El Laboratorio de Océanos del Futuro contribuirá a estos debates presentando nuestro trabajo sobre la resiliencia de las poblaciones europeas al cambio climático que Elena Fontán está desarrollando para su proyecto de máster, y el trabajo que Diego Salgueiro Otero está realizando comparando los marcos de adaptación al cambio climático, incluida la vulnerabilidad. El taller durará tres días y producirá un informe sobre breves declaraciones sobre los impactos del cambio climático y la vulnerabilidad para los panoramas regionales de los ecosistemas, que estará disponible en el CIEM.

*Foto de cabecera de Tuala Hjarnø, foto de grupo del CIEM.